Blogia
REVISTA SINARQUÍA - Mexicanidad y Democracia

¿Qué se puede festejar en las Fiestas Patrias?

¿QUÉ SE PUEDE FESTEJAR EN ESTAS FIESTAS PATRIAS?

Guillermo Marín (*)

 

El Estado mexicano es un ente caduco y atrofiado, incompetente desde su origen para dar respuesta las urgentes y añejas demandas de justicia, de igualdad y de acceso al desarrollo de la mayoría del pueblo.

México como país deviene, primero, de una violenta e injusta invasión con la concebida destrucción de las leyes, autoridades e instituciones que los antiguos mexicanos construyeron a lo largo de siete mil quinientos años de desarrollo humano y social en el Anáhuac. Desde 1521, lo que hoy es México, es un espacio de explotación humana y depredación de recursos naturales. De esta invasión nace violenta e injustamente El Virreinato de la Nueva España, donde en trescientos años los españoles sojuzgaron y explotaron a los criollos, mestizos, negros e indígenas, para favorecer a la Corona Española y los bolsillos de unos cuantos gachupines abusivos.

La lucha entre españoles nacidos en España (gachupines) y los españoles nacidos en México (criollos) se conoce en la historia oficial como "Guerra de Independencia". Pero este conflicto por el poder político, económico y social entre españoles, arrastró a los mestizos y a los indígenas en una guerra civil. Las causas por las que el pueblo entró a esa lucha era el injusto sistema colonial, pero finalmente los criollos vencieron a los gachupines, expulsándolos y creando "su propio país", manteniendo la estructura colonial. En efecto, la Guerra de Independencia no desmanteló el sistema de explotación colonial, solamente se quitó a los gachupines de su cúspide y  camuflajeó el sistema con guirnaldas y banderitas tricolores. El pueblo fue engañado y vivió el siglo XIX en medio de las luchas de los criollos por el poder, pues éstos al vencer y expulsar a los gachupines, se dividieron en dos bandos de acuerdo a las logias masónicas yorquina y escocesa, de donde emanan los liberales y conservadores y que a la fecha son el PRI y el PAN. Esta lucha entre caudillos llevó al gobierno y al pueblo a la banca rota, además de las dos invasiones y la pérdida de más de la mitad del territorio heredado del virreinato.

El punto de esta entrega es la reflexión sobre "La Independencia de México", la cual es totalmente falsa. Después de la guerra civil de 1810 las condiciones de explotación e injusticia siguieron igual, solo cambiaron levemente la fachada, pero en lo esencial, nada cambió. Los siguientes cien años seguirán creando malestar en la población por este injusto sistema y en 1910, será los Estados Unidos, los que "usen" ese malestar social para sacar a los capitales europeos del país y dejárselos únicamente a los capitales norteamericanos. Durante los últimos cien años, tampoco nada ha cambiado en lo esencial, el sistema colonial se mantiene intacto en su estructura y la injustita y el malestar siguen acrecentado la presión social. Por desgracia todo parece indicar que se repetirá otra explosión social, dado que las causes se mantienen casi intactas. Oaxaca es una muestra de esta "insurrección popular" que esta por venir. Un pésimo gobierno y un malestar ancestral dan como resultado un estallido social. Para todos aquellos que creen que algo se ganará a favor del pueblo por los lamentables hechos de Oaxaca, deben entender que mientras no se llegue al verdadero origen del problema y por supuesto, se den soluciones, nada cambiará en lo esencial. La salida del gobernador, en nada resuelve un problema estructural de la nación que afecta a Oaxaca. En todo caso el retiro de Ulises Ruiz del gobierno del estado, es un asunto de ética personal del funcionario y un acto de justicia de la federación, dado que bajo el pacto federal, no se puede y no se debe dejar, como lo han hecho, que un gobierno se descarrille por sus propios errores. La federación a dejado solo al pueblo y al gobierno de Oaxaca en su conflicto, y solo ha ido administrando la crisis para negociarla políticamente en la transición del Poder Ejecutivo Federal. Si la federación le cierra la oportunidad de la justicia al magisterio y a la APO, que… "no son todo el pueblo", pero que ciertamente representan una parte muy sensible del tejido social. Debemos de recordar que los 70 mil maestros son el conjunto más numeroso de profesionistas del estado. Y por otra parte, si la federación no acepta que existe un malestar ciudadano ante graves errores políticos y de procedimiento en la crisis de parte del gobierno estatal, no le dejan ninguna salida de reclamo de justicia al pueblo. Oaxaca puede ser el inicio de una "política atenquista" de Felipe Calderón para los próximos 6 años en contubernio con el PRI, porque si se reprime el movimiento popular en Oaxaca, tendrá que ser con su visto bueno.

En estos 196 años de "vida independiente" del "México imaginario de los criollos", la situación de oportunidades y desarrollo para el "México profundo" ha sido muy limitada, escasa y mezquina. Los criollos se independizaron de los gachupines y crearon su propio país "de ellos y para ellos", en el cual han mantenido excluidos a los "demás mexicanos". Sin embargo, los criollos se han caracterizado en la historia por ineptos e incompetentes.

Efectivamente, expulsaron a sus rivales los gachupines en 1825, pero jamás pudieron crear la riqueza que éstos generaron durante la época colonial, de hecho, el México independiente nace en la banca rota y la improductividad por la expulsión de los grandes capitales y con ellos a los grandes hacendados, mineros y comerciantes de la Nueva España.

En 2006, cuando tenemos una sociedad racista que excluye a la cultura y a los pueblos originarios, cuando los medios masivos están ideologizados por el exterior, cuando el sistema bancario esta en manos de los extranjeros, cuando las medianas y grandes empresas son transnacionales, cuando hemos perdido la autosuficiencia alimentaría, cuando importamos la maquinaria y el equipo, cuando dependemos en casi su totalidad de la tecnología extranjera, cuando los comercios medianos y grandes están en manos de extranjeros, cuando las mejores tierras, ranchos, granjas, están en manos de extranjeros, cuando las mejores propiedades inmobiliarias del país están en manos ajenas, cuando el mercado esta invadido de manufacturas chinas, cuando tenemos un presidente de padre norteamericano y madre española, cuando los mexicanos desean ser gringos de tercera en vez de mexicanos de primera. Cuando los españoles, árabes, judíos, norteamericanos avecindados en México poseen la mayor parte de la riqueza nacional. ¿Cómo nos atrevemos a "festejar nuestra independencia"?

¿Qué pueden festejar los que no tienen trabajo, los que están subempleados, los que trabajan en el comercio informal, los estudiantes que no pueden seguir sus estudios por falta de recursos, los profesionistas que no tienen un empleo digno en su área de conocimiento, los pequeños y medianos comerciantes que están siendo barridos impunemente por las grandes cadenas y las franquicias. Cuando los campesinos y pequeños agricultores están pulverizados por el injusto TLC, la falta de créditos y la importación abierta de productos que les hacen una desleal competencia? ¿Qué pueden festejar los hijos, las esposas y los padres que tienen trabajando como "ilegales" a sus padres, esposos o hijos en Estados Unidos?

¿Qué se puede festejar en estas fiestas patrias? ¿Quiénes tiene qué festejar? Porque pareciera que una inmensa mayoría de mexicanos, muy pocos pueden festejar de una patria que jamás a sido suya y muy poco les ha dado y mucho les quita. De un país del que siempre han sido excluidos y marginados.

La cuestión es "re-parchar" la patria de los criollos o re-fundar La República del Anáhuac de los invadidos. gmarin@gmail.com (*) Director del Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Mexicana del IESO.  


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

amarcelo999 -

¿Y como la vas a refundar, expulsando a todos los blancos y castizos? ¿Suprimiendo el español y resucitando el nahuatl? ¿Instaurando una dictadura proindigenista y condenando a las tinieblas exteriores a los discrepantes, o sea, a la mitad de tus compatriotas? ¿Anulando por decreto 500 años de civilización europea y doscientos de independencia? Tengo la sospecha de que los indigenistas sois a la América Hispana lo que los fundamentalistas islámicos al mundo occidental. Unos talibanes y unos sangrientos tiranos en potencia. Ya demostrásteis vuestra verdadera catadura moral cuando no quisísteis reconocer los resultados de las últimas elecciones en México. «Fraude, fraude», gritaban. Si gente como vosotros ganara unas elecciones ya no habría más fraudes. Simplemente se acabarían las elecciones. ¿Y qué demonios es el toltepeyotl, perdón quería decir el toltecayotl? Un delirio producido por setas alucinógenas? Ningún criollo ha sabido explicármelo. Por lo que leído de vuestros libelos es el retorno a una Arcadia feliz que nunca existió.

Sois patéticos y rebosáis de complejos de inferioridad. Más vale que os aceptéis tal como sois.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres