Blogia
REVISTA SINARQUÍA - Mexicanidad y Democracia

Israel mata niños ( ¿Vuelven los ghetos?)

Mahmoud Abbas presiona al Consejo de Seguridad para un cese inmediato de la ofensiva

Bombardea Israel una escuela en la franja de Gaza; 46 muertos

■ El plantel era administrado por la ONU y servía de refugio a unos mil palestinos de Jabaliya

■ Mubarak y Sarkozy proponen una serie de conversaciones sobre la seguridad en las fronteras

Afp, Dpa, Reuters y The Independent

Ampliar la imagen La cifra de muertos desde el inicio de la ofensiva israelí contra la franja de Gaza se eleva a 660, incluidos varios niños palestinos, como la menor Ultimada en su casa en Al Dayah La cifra de muertos desde el inicio de la ofensiva israelí contra la franja de Gaza se eleva a 660, incluidos varios niños palestinos, como la menor Ultimada en su casa en Al Dayah Foto: Ap

Ampliar la imagen Aspecto de la escuela bajo administración de la ONU bombardeada en Jabaliya Aspecto de la escuela bajo administración de la ONU bombardeada en Jabaliya Foto: Reuters

Gaza, 6 de enero. En uno de los ataques más sangrientos contra la franja de Gaza desde que inició la operación Plomo endurecido, el 27 de diciembre, las fuerzas israelíes causaron hoy la muerte de por lo menos 46 personas que se encontraban en el interior de una escuela administrada por la Organización de Naciones Unidas, y que se habían refugiado ahí, al temer por su vida.

En Nueva York, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, presionó al Consejo de Seguridad de la ONU para un “cese completo e inmediato de la agresión israelí” en la franja de Gaza y el levantamiento de un estado de “sitio sofocante” en ese territorio palestino.

Durante una intervención ante el Consejo, Abbas, que definió a Israel como una “máquina de destrucción”, pidió la intervención del organismo para “poner fin al genocidio y la destrucción” y que “no ignore la tragedia” del pueblo palestino.

Abbas también respaldó una propuesta del presidente egipcio, Hosni Mubarak, para una tregua inmediata entre Israel y los palestinos en la franja de Gaza, controlada por Hamas.

Mubarak, con apoyo de su par francés, Nicolas Sarkozy, y de los líderes de otras potencias europeas, propuso, además, conversaciones para discutir sobre “la seguridad en las fronteras”, “la apertura de puntos de paso fronterizos” y “el levantamiento del cerco” en la franja de Gaza.

También se tratarían las demandas de Israel de que Hamas sea privado de cohetes y otras armas adquiridas por contrabando a través de la frontera con Egipto.

En la escuela Al Fajura, ubicada en el campo de refugiados de Jabaliya, en el norte de la franja de Gaza, se refugiaban entre 800 y mil palestinos de los alrededor de 14 mil desplazados por la guerra israelí.

El edificio fue blanco de los bombardeos aéreos y de tanques a pesar de que estaba claramente identificado con una bandera azul del organismo mundial, además de que las fuerzas armadas israelíes contaban con las coordenadas de todas sus escuelas y refugios en el territorio, precisó la Agencia de la ONU para Ayuda a Refugiados Palestinos (UNRWA).

De acuerdo con un vocero de las autoridades sanitarias palestinas, el ejército estaba informado de que en el inmueble se albergaban familias que se quedaron sin hogar.

“Había miembros de Hamas”

El ejército israelí justificó el ataque, que dejó además 150 heridos, con el argumento de que sus tropas fueron atacadas con misiles desde ese lugar, e indicó que de acuerdo con reportes de inteligencia, en el inmueble se escondían varios miembros del brazo armado de Hamas, de los que mencionó por nombre a dos.

Residentes del área indicaron que, efectivamente, militantes habían lanzado misiles pero no desde el interior de la institución, sino desde cerca de ella.

El director de la UNRWA, John Ging, subrayó que el campo de refugiados ofrecía justamente un lugar de protección para los desplazados, que “ya no saben a dónde ir”, por lo cual, la ONU exigió de inmediato una investigación de lo sucedido en Jabaliya.

Horas antes, otras cinco personas perdieron la vida en ataques israelíes en otras dos escuelas de la UNRWA, una en Yan Junes, la mayor ciudad en el sur de la franja, y la otra ubicada en el campo de refugiados de Shati, en la ciudad de Gaza.

Además de los fallecidos por bombardeos a las escuelas, hubo otras 35 víctimas mortales palestinas en distintos incidentes. Entre los fallecidos figuran 12 miembros de una misma familia, cuatro de ellos niños, cuya casa fue atacada por aviones caza F-16 en el barrio de Zeitun, en Gaza.

Estas acciones ocurrieron tras una noche de violentos enfrentamientos en varios barrios de la ciudad de Gaza: Tuffa, Zeitun y Chujaiya, que continuaron esta mañana en otras zonas urbanas de Jabaliya, Beith Lahiya y Bureij y Deir Balah.

Así, los feroces combates terrestres entraron en su cuarto día tras una semana de bombardeos aéreos, que han dejado más de 660 muertos. Tan sólo en esta décima primera jornada de la operación Plomo endurecido, unas 80 personas perdieron la vida en toda la franja de Gaza, entre ellas un bebé de tres meses de edad de la ciudad de Gaza.

Bajas de Tel Aviv por disparos de las propias filas

Las tropas israelíes contabilizaron hoy seis muertos desde que comenzó la ofensiva terrestre, hace cuatro días: cinco soldados y un oficial, varios de ellos caídos por disparos de las propias filas, y dijeron haber abatido a 130 militantes de Hamas desde el comienzo de la fase terrestre.

En vista de las pérdidas entre las propias tropas, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, afirmó que Israel en ningún momento se hizo ilusiones de que la operación contra Hamas no dejaría víctimas israelíes, y reiteró que el objetivo es proteger a los civiles del lanzamiento de misiles palestinos.

Asimismo, aseguró que sólo habrá tregua si cesan estos lanzamientos y también el contrabando de armas desde de el Sinaí a Gaza. Pero el grupo islamita exige que Israel detenga sus ataques antes de disponerse a negociar un cese del fuego.

Por otro lado, Olmert anunció la apertura de un “corredor humanitario” en la franja de Gaza, con el fin de prevenir una crisis.

Ello implica la apertura de sectores geográficos por breves periodos durante los cuales la población estará en condiciones de recibir ayuda.

Al respecto, las agencias de la ONU y grupos humanitarios denunciaron una crisis “total” para 1.5 millones de habitantes en el territorio palestino. “Se trata de una tragedia”, dijo John Ging.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres