Blogia
REVISTA SINARQUÍA - Mexicanidad y Democracia

Guerra de los Mundos ( Crítica a la "Modernidad Neoliberal")

Guerra de los Mundos
Huntington habló de la Guerra de las Civilizaciones. Fukuyama prefirió darse por vencido y profetizó el Fin de la Historia. En un tono mas místico, se rumoró la Nueva Era de Acuario y su conspiración.

     Hablar de una Era Sinárquica sonaría muy “ a la moda”. Pero ya hace mas de 60 años, los Fundadores visionaron una mutación completa de lo humano y presintieron que México iba a jugar un papel relevante en los grandes cambios sociales y culturales.

 

   Quizás no parecía tan claro el cambio psicológico ( espiritual) que se manifestaría en el Hombre.

 

   Pero Juan Ignacio ya hablaba del Hombre Nuevo y de su Guerra Sagrada. De formación teológica muy profunda, no ignoraba la esencia interior del hombre. Sin evadirse de su contexto social, Juan Ignacio reclamaba la disposición a esa guerra interior ANTES que la exterior:

 

“Que tu vida privada ( lo intimo, lo personal) sea intachable. Que tu conducta sea la prueba de lo que predicas… Ser justos antes de pedir Justicia… Odia la vida fácil y cómoda…Mantén a raya la soberbia y la ira…”

 

    Para las mentes simplonas, solo eran “normas de conducta” “impuestas”  por los jefes.

 

    Pero realmente eran el Camino de la Insurrección del Espíritu. El profundo cambio social, que empieza en el  corazón, en lo íntimo. Esto es, una Revolución Ética, pilar de la Revolución Social.

 

    Hablamos de los lejanos años 40s del siglo pasado.

 

    Ahora, casi un siglo después, nos parece más obvio, una revolución social basada en fomentar la  revancha y la avaricia solo trajo el fanatismo y la justicia social se convirtió en burocracia represora.

 

    El mundo actual no es un mundo amable. Es propiedad privada y su espíritu, es el espíritu de los mercaderes.

 

    No nos interesa la opinión del mediocre que busca amparo en el miedo al cambio. Náuseas dan los que pregonan el “mas vale malo por conocido”.

 

    Son cómplices del mundo de los mercaderes y son promotores de los males que padecemos, aunque usen supuestas “bondades” de la civilización materialista como excusas.

 

   Entre los valores que mueven al mundo actual, están: La avaricia como motor de la historia, la gula y el desenfreno en el consumo, la violencia fácil y  monopolio de quien tiene mas poder, la envidia como estimulo para el trabajo y el desarrollo, la  pérdida del sentido profundo de la sexualidad y  la trascendencia, la  perversión de lo religioso, la educación, el arte y la cultura en general. 

 

   Contra éste mundo, se alzan muchos mundos.

 

   Muchos son peores. La castración de la creatividad y el espíritu libre es la oferta de los fanáticos religiosos. La absoluta anarquía y confusion psicologica  que elimina al estado pero el poder se traspasa a las “tribus” mas fuertes. ( anarquismos radicales).

 

    Habrá un mundo mejor como alternativa?

 

    Antes, me gustaría invitar al amable lector a dejar de pensar en los términos materialistas y  rígidos de nuestro sistema social que hace separacion entre  política-espiritualidad-cultura-religion-sociedad-etica…

 

    Tampoco sigamos el juego absurdo de creer en la division simplona y ya inútil de izquierda y derecha.*

 

    Hay que tener en mente algo mucho más profundo y trascendente. Pensemos en términos de Civilización. Un Mundo absolutamente distinto.

 

    Sobre bases completamente diferentes. La tecnología, la cultura, la educación, la economía, la forma de administración de los asuntos públicos, el deporte… cumpliendo una función ahora secuestrada:

 

    El desarrollo y la evolución de lo humano. Pensemos un poco más allá: Un ser humano mucho más avanzado, mas sano, mas inteligente, más creativo, más perceptivo, mas conciente.

 

    Una naturaleza más en sintonía con los seres vivientes y sintientes. La Sinarquía, pues.

 

    Quizás tenga en mente la Arcadia fabulosa, la Tula mágica y el Teotihuacan Dorado. La Utopía más añorada de una comunidad humana en armonía con la naturaleza, con su propio ser interior, con Lo Sagrado y con su propia historia. Una visión Sinárquica.

 

    Locos! Un absurdo! Sueños!   Parecen proclamar los coros de derrotados. Mientras hablan por un telefono que hace 15 años era imposible de imaginar, o leen éste texto a través de una computadora que hace 20 años era una locura tener en casa.

 

    Los Sinarquistas tenemos valores de “otro mundo”. No del mundo capitalista ya descrito. Creemos en un mundo distinto. Valores que existen en las comunidades humanas aunque muchas veces en letargo: solidaridad, identidad, dignidad, justicia, libertad, creatividad, armonía.

 

    Y sí, es una guerra de mundos, porque mientras el mundo actual impone la avaricia, nosotros proclamamos la solidaridad, mientras el mundo proclama la violencia nosotros preferimos apelar a la conciencia, mientras los fanáticos religiosos hablan de castrar la creatividad y la libertad, nosotros pregonamos sublimar y trascender.

 

    Este es el talante de nuestra lucha. Una insurreccion de lo mejor del espíritu humano, para avanzar a otra etapa, para llevar al Homo Sapiens-sapiens a ser quizás un Homo Sapiens y Sens ( Que Sabe y Siente). El Homo Sinárquicus.

 

   El tsunami del año pasado ha sido la alerta más fuerte y terrible para despertar a los que aun duermen.

 

    No puede seguir siendo sostenible éste mundo de destrucción de la naturaleza, de injusta y pésima distribución de la riqueza y la violencia autodestructiva que nos agobia.

 

   No lo mejoremos. No pongamos parches. Hagamos la guerra contra éste mundo sembrando la semilla del Nuevo Mundo. Nosotros le llamamos Mundo Sinárquico, Orden Social Sinarquista o Sinarquía. Otros le llamarán diferente. Lo importante es el nuevo esquema de valores que debemos fomentar y con ellos, termino éste texto:

 

Solidaridad, identidad, dignidad, justicia, libertad, creatividad, armonía, gratuidad, festividad, conciencia de lo Sagrado, sensibilidad a lo comunitario.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres