Blogia
REVISTA SINARQUÍA - Mexicanidad y Democracia

La Tierra Madre y el Ser Sinárquico

La Tierra Madre y el Ser Sinárquico
Tenamaxtli
Movimiento Nacional Sinarquista
http://sinarquismo.tripod.com
La Lucha por la tierra significa dos cosas:
a)      la necesaria y urgente revisión de la tenencia de la tierra, su uso y administración. La forma de trabajarla y cómo lograr que el campesino y el ejidatario, el hombre rural, pueda tener una vida digna, que tenga sustento y alimentación, que tenga acceso a la tecnología y al conocimiento en general. Que pueda crear cultura y pueda producir la prosperidad necesaria para él y u familia.
b)      El Sentido Ético y Espiritual de la relación del Ser Humano con la tierra.
El Jefe Seattle señaló muy bien en su  famosa carta que la tierra no se puede vender o comprar porque la Tierra no es mercancía. Es Madre.
      De ella brota el alimento y la salud. De ella cosechamos lo que le obsequiamos.
    Un desierto puede florecer gracias al trabajo y a la  técnica. Un bosque puede ser destruido por la ignorancia y la industria sin conciencia.
     La Tierra necesita del Hombre y el Hombre de la Tierra.
     Es una relación de interdependencia donde el ser humano aporta la conciencia.
     ¿Cómo hacer para que la tierra deje de ser la víctima del “progreso” tecnológico e industrial?
La raíz del problema está en que el mismo ser humano está en conflicto consigo mismo.
La relación de la Humanidad con la Naturaleza es la misma que tiene el Ser Humano contra el otro Ser Humano: El afán de dominación, la competencia por controlar  acumular, el  objetivo de destruir  y reconstruir según el lucro lo señale.
     Un Sistema Totalitario solo agrava el problema, al mantener la lógica de la dominación, aún cuando se trate de una élite supuestamente superior.
     Así, un nuevo modo de ser, pensar y vivir consiste en romper la lógica del dominio y fortalecer un sentido de respeto profundo a la Vida misma esté presente en el Otro Ser Humano o en los demás seres vivos.
     El Principio de la Espiritualidad en la mayoría de las grandes Tradiciones religiosas es èste: la defensa de la Vida.
    Identificarse con la Tierra entonces, se trata de redescubrir lo que Uno hace en relación con la Naturaleza y en relación con los Otros Seres.
    Defender una Reforma Agraria justa es incluir también el aspecto espiritual.
    Decir que el campesino debe ser propietario de la Tierra, debe entenderse que el debe ser responsable y administrador de la porción de planeta que le corresponde.
    Para garantizar el sustento y la prosperidad digna de su familia, de su comunidad y de su Pueblo.
     Pero también para cuidar la Tierra. En el sentido profundo de ser guardián y vigilante de la limpieza de la tierra, de los ríos, de los montes y montañas.
     Queda claro que en un Sistema basado en el lucro y la acumulación de Capital esto es una utopía, por ello, es necesario tener la visión perseverante de una nueva forma de organización social.
     Pero no va a ser por decreto, ni por imposición.
     Debe nacer del trabajo cotidiano de pequeñas comunidades donde el Ser Humano se encuentre con quienes comparten su Utopía. Antes, debe tener una reconciliación consigo mismo. Un despertar a lo Sinárquico.
    Esto es:
  • Dialogar consigo mismo, conocerse, redescubrir y entender su razón de vivir y de existir. Dejar de lamentarse por sus “limites” y abrirse a sus posibilidades. Sentir náuseas del “no me quiero definir para ser “libre”, “me da lo mismo” “yo no opino para no comprometerme”.
  • Dialogar y redescubrir la profunda interdependencia y responsabilidad con los demás. Dentro de éste diálogo, debe reconciliarse lo Femenino con lo Masculino.
  • Dialogar y sanar las relaciones con la Naturaleza. Aprender a respetar la naturaleza es aprender a fomentar la vida. Cuidar los Seres Vivos. Sean plantas, sean frutos, sean animales, sean el cielo y la tierra. Sentirse no solo un “ciudadano ecologista”, sino un responsable y guardián del Destino de la Tierra entera.
  • Dialogar y reinterpretar el sentido de lo Sagrado. Cuestionarse su visión miope acerca de lo Trascendente. Esto incluye profundizar en su visión religiosa y/o espiritual.
Estar alerta contra los fanatismos de cualquier signo  para no caer en ellos. Dejar de justificar su ignorancia. Empezar a hacerse responsable de su evolución y aprendizaje.  No se trata de hacer “guerra” contra las Religiones existentes. Se trata de que cada comunidad de creyentes, retorne a la esencia de su propia cosmogonía. El cristiano, que fortalezca las Comunidades Eclesiales de Base, el Budista, en su propia Asanga, etc…
Esto nos hará sanar todas nuestras relaciones y así, el Ser Humano que venga, será un Ser crítico, responsable, comprometido. No se trata de no tener religión o filosofìa definida. Se trata de tener bien claro lo que se quiere y se es, para así, poder respetar el camino de los demás.
   Quien busca una supuesta neutralidad en lo político, lo social, lo religioso, lo filosófico, sólo esconde su ignorancia o flojera por realizarse a plenitud.
     Hagamos que nazca ese nuevo modo de ser, pensar y vivir, que nosotros llamamos “Sinárquico”  en contraposición a lo anárquico, lo destructivo, lo caótico.
Esto hará nacer una nueva relación con la Tierra, la Madre  Tierra, y la Naturaleza
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres